Coaching

La enciclopedia online del Coaching de habla hispana

La enciclopedia online del Coaching de habla hispana

El coaching es la metodología de autoayuda más utilizada en la últimas décadas, tanto a nivel profesional como personal, a la que recurren particulares, empresas e instituciones ; para mejorar su bienestar psicológico y emocional.

Se basa en la responsabilidad de la persona hacia su propio crecimiento en el conocimiento de sí misma, su autoconocimiento, para modificar su pensamiento hacia un estado en el que se sienta y se vea capaz de dirigir su vida, y no como una víctima de las circunstancias, en las que solo puede quejarse y conformarse a vivir en piloto automático.

Tanto si estás pensando en formarte como coach profesional, complementar tu formación en recursos humanos o eres un aficionado al coaching como metodología de aprendizaje para ayudarte a ti mismo o a los demás, estás en la página web indicada.

Si tienes más preguntas relacionadas con este método de desarrollo personal, en este índice que verás a continuación puedes saltar directamente a la sección que sea de tu interés, pero te recomiendo que lo leas todo ¡quizá descubras algo nuevo que te sea de ayuda!

TODO sobre Coaching: definición, tipos, herramientas y preguntas frecuentes

portada forocoaching

¿Qué es el coaching?

Si estás aquí es porque ya sabrás, más o menos, en que consiste, y habrás leído más de una definición por ahí.

Pero poca gente es capaz de explicarlo en pocas palabras, y de todas las definiciones que hemos visto, esta es una de las más completas:

El coaching es una escucha activa en la que un coach (o facilitador) acompaña a una persona, cliente o coachee en su evolución a un nivel personal, espiritual o profesional mejor; a través de preguntas y observaciones que hagan que el propio entrevistado obtenga las respuestas por sí mismo.

En este proceso, se persiguen ciertos objetivos, tales como

  • Superar limitaciones personales: creencias limitantes, barreras o bloqueos emocionales…
  • Ampliar el potencial de la persona: al descubrir, durante el proceso de la entrevista con el coach, recursos personales y habilidades que desconocía de sí misma.
  • Acompañar en un cambio: hacia un patrón de pensamiento más enriquecedor para el coachee o cliente del coach profesional.

Dicho en corto y sin palabrería técnica: te ayuda a ser mejor persona gracias a que alguien te hace preguntas que quizás no te habías hecho, y que tú mismo eres capaz de resolver.

Para los amantes de las normas, según la institución oficial del coaching a nivel internacional, la International Coach Federation, su definición es:

«El coaching profesional se fundamenta en una asociación con clientes en un proceso de acompañamiento reflexivo y creativo que les inspira a maximizar su potencial personal y profesional.»

Si por algo se ha convertido en un fenómeno de masas, es porque vivimos en una época en la que parece que no hemos parado de crecer en cuanto a bienestar material y económico…y hemos descuidado el factor humano por el camino.

Este crecimiento ha tenido un alto coste para las personas: estrés, ansiedad, falta de energía y motivación para el día a día, adicciones…y así lo indican varios estudios de la Organización Mundial de la Salud (1 y 2)

En algunos casos, estos problemas deben ser atendidos con psicoterapia y otros profesionales de la salud mental, pero en otros casos, un buen profesional del coaching puede serte de mucha ayuda.

Incluso si consideras que no sufres de ningún problema emocional, la metodología coaching puede ayudarte a alcanzar tu máximo potencial, ya que es de gran ayuda para enfocar el pensamiento y la motivación, como apuntan algunos estudios científicos al respecto (12 y 3)

Qué hace un profesional del coaching

coach profesional imagen

Aunque existen muchas metodologías distintas dentro del coaching y cada coach suele especializarse en una , la planificación y el desarrollo de las sesiones es muy parecida en todas ellas.

De un modo muy resumido, los pasos en los que basa un coach profesional su sesión son:

  1. OBSERVAR las respuestas del coachee o cliente
  2. TOMA DE CONCIENCIA de sus respuestas para que sea consciente del proceso
  3. MARCAR OBJETIVOS definidos que guíen las decisiones del cliente
  4. ACCIÓN supervisada por el coach y tomada por el coachee
  5. MEDICIÓN de los objetivos para comprobar si hay progresos

Teniendo este proceso en cuenta, las funciones y habilidades del coach profesional deberían ser:

  1. Proponer el contenido de la sesión: definiendo con el paciente o con el grupo de trabajo los temas en los que quieren trabajar (preguntas enfocadas a nivel personal, artístico, deportivo, profesional…)
  2. Enfocar el pensamiento del cliente o del grupo de trabajo: mediante preguntas relacionadas en base a las respuestas y escucha activa de los sujetos con los que trata el coach
  3. Hacer observaciones sobre algunas de sus respuestas, aquellas en las que haya descubierto un aprendizaje importante.
  4. Proponer y recapitular soluciones hacia las estrategias generadas durante la sesión por el propio cliente/s (coachee o coachees), para que tomen una actitud responsable hacia su propio cambio.
  5. Generar confianza durante todo el proceso para que el coachee se implique más en el proceso

Aunque sea un trabajo de dos o más personas, el coaching es realmente una herramienta de autoayuda, ya que es el propio cliente o coachee (cada uno que lo llame como más le guste) el que va respondiéndose a sí mismo.

Método GROW, un clásico en la caja de herramientas del coach

Uno de los métodos más utilizados en el coaching ejecutivo (aunque no exclusivamente) es el modelo GROW, una regla fácil de memorizar y creada por John Whitemore, coach de referencia en este campo.

GROW es un acrónimo formado por:

G de GOAL – Objetivo o meta

Fase en la que se plantean los objetivos, que para evitar la dispersión o frustración deben ser lo que se conoce como (aquí va otro acrónimo inglés) SMART:

(S)PECIFIC – Específicos

(M)EASURABLES – Medibles,

(A)PROACHABLE – Alcanzable

(R)EALISTIC – Realista

(T)EMPROARY Temporal (definido en el tiempo ¡no que vaya a durar solo un tiempo!

R de Reality – Realidad

Un pequeño análisis en el que se describe el estado actual del cliente y lo que le separa de su meta

O de Options – Opciones

Se consideran todas las posibilidades que permitan alcanzar el objetivo, y se escoge la más viable

W de Will – Voluntad, se refiere al Plan de Acción

Marcando un plan de acción, paso imprescindible y que necesita de la voluntad del coachee. Aquí es cuando un buen coach hace su papel extra de motivación.

Traducción y significado de coaching

definicion coaching

¿Sabéis de esas palabras que es mejor no traducir al español porque suenan fatal y no tienen tanto atractivo de marketing?

Pues efectivamente, Coaching es una de esas palabras.

Viene del inglés y significa literalmente ‘entrenamiento’, derivada de la palabra ‘’coach’’, entrenador.

Se cree que el primer uso de este término referido a un instructor o entrenador surgió alrededor de 1830 en la Universidad de Oxford, para definir cuando un tutor «carga» con un estudiante a través de un examen.

La palabra «coaching» se utilizó a partir de entonces para definir un proceso utilizado para transportar a las personas desde donde están hasta donde quieren estar.

Como curiosidad, esta palabra en inglés se documenta desde 1556, derivada del francés coach, a su vez del alemán Kutsche y éste del húngaro kocsi szekér, literalmente «carruaje de Kocs, Kocsi o Kotsi»

Así que, tiene sentido el hecho de que una palabra originalmente utilizada para decir ‘‘carruaje’’ se use ahora para ‘llevar a una persona de un sitio a otro’…aunque no sea en su versión más literal.

Origen del coaching como método

Aunque parezca una metodología muy moderna, lo cierto es que el proceso en el que un maestro saca conocimiento que los alumnos a través de preguntas, existe desde la antigua Grecia.

Por aquel entonces, este método de aprendizaje tenía un nombre menos cool, la Mayéutica, y lo utilizaba el filósofo Sócrates para que sus discípulos alcanzaran las verdades por si mismo.

En su definición actual y que conocemos ahora, el origen del coaching se remonta a los años 70 en Estados Unidos, donde se volvió una disciplina independiente cuando empezó a formar su propio marco teórico-práctico.

Todo empezó con Timothy Gallwey, un entrenador de tenis estadounidense que veía que el principal enemigo de muchos de sus jugadores era su propia mente, que les hacía dudar, desconcentrarse, tener miedo a fallar…

Empezó a aplicar técnicas de meditación consigo mismo y sus deportistas hasta crear un método basado en esas ideas.

¿El resultado? Una mejora espectacular en su rendimiento deportivo.

En 1974 le dio forma a todos estos conocimientos con un libro, ‘’The Inner Game of Tennis’’, en el que explicaba sus principios de ‘’observación sin juicio’ para que los jugadores mejoraran su estilo (y de hecho acabó sacando unos cuantos más, aplicados a golf y otros deportes)

Unos años después, otro deportista inglés (piloto de carreras), acabó con ese libro entre sus manos y decidió exportar ese modelo a Reino Unido en 1979, en asociación con Tim Gallwey.

Este británico resultó ser John Whitmore, más conocido hoy en día como el fundador del coaching ejecutivo o el coaching aplicado a los negocios, ya que pronto vio el potencial del método de Gallwey aplicado a directivos y managers.

El salto del coaching desde el ámbito deportivo y de los negocios hacia el coaching personal y convertido en un fenómeno de masas fue gracias a Thomas J. Leonard

Este estadounidense cofundó en 1995 junto con John Whitmore la insitutción más importante del coaching, la International Coach Federation (ICF), y fue el mayor impulsor del coach personal, además de darle un sistema y estructura con la que darle reconocimiento internacional.

Se esforzó en divulgar el coaching para el gran público a través de 6 libros, una organización de entrenamiento de coaches llamada Coach U, cintas de audio con clases y ejercicios….hasta una escuela virtual  en 1998, Teleclass.com, en una época en la que estas plataformas eran casi ciencia ficción.

CITA Así que podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que el coaching tiene a día de hoy nada más y nada menos que 40 años de existencia.

Beneficios del coaching

beneficios ventajas coaching imagen

El coaching ha ayudado a cientos de miles de personas desde sus orígenes, y aunque es una experiencia muy única donde cada persona tiene un aprendizaje diferente, con el tiempo se ha demostrado que existen ciertos beneficios que son comunes en casi todos los casos.

Tras décadas de profesión, se han llevado a cabo varios estudios que demuestran científicamente los efectos beneficiosos del coaching, siendo algunos de ellos:

  1. Reduce la procrastinación: en un estudio randomizado controlado con 84 participantes, se demostró que aquellos que participaban en sesiones de coaching individuales o grupales eran más eficaces en sus objetivos.

  2. Mejora los entornos de trabajo: un metaanálisis confirmó que el coaching llevado a cabo por trabajadores internos mejora la efectividad de aquellas organizaciones (empresas, instituciones, etc) que lo aplican entre sus trabajadores

  3. Ayuda a adaptarse al cambio: en nuevos métodos de trabajo o tecnologías, según una encuesta entre más de 1.000 sujetos (City & Guilds Group November 2018)

  4. Mejora general de habilidades en cargos ejecutivos y puestos de responsabilidad en términos mejor toma de decisiones, habilidades interpersonales, planificación de carrera, confianza y autoconciencia (Bozer & Sarros, 2012).

  5. Ayuda a focalizar la atención hacia las metas deseadas (Moore, Jackson, & Tschannen-Moren, 2016).

  6. Mejora la Inteligencia emocional (IE) en términos de autoconciencia, autogestión, conciencia social y gestión de relaciones (Goleman & Boyatzis, 2017).

  7. El coaching profesional tiene importantes efectos positivos en el rendimiento y las habilidades, el bienestar, el afrontamiento, las actitudes laborales y la autorregulación dirigida a objetivos (Tim Theebom et al, 2013)

Fuentes: Institute of Coaching – Harvard Medical School Afiliate y Coaching FM – Research

Eso si, no no es un método milagroso, y aquel coach que te diga que va a cambiar tu vida, te está engañando: el coaching efectivo depende mucho de que el cliente se esfuerce y tenga un papel activo en su mejora personal.

Críticas al coaching

Como todo en esta vida, tiene sus detractores

En sus orígenes, su falta de evidencia científica fue el mayor inconveniente que señalaban, aunque el tiempo ha demostrado que tiene efectos beneficiosos tanto en el coach profesional como en el cliente

Hoy en día, el mayor problema al que se enfrenta al coaching es el intrusismo laboral, es decir, personas que ofrecen servicios de coach profesional sin tener formación certificada ni homologada, a pesar de que existen instituciones reguladoras como la International Coaching Federation.

También, el hecho de que los organismos reguladores no son entidades públicas ni organismos estatales, sino fundaciones privadas que intentan darle un poco de estructura al coaching, hace que todavía existe gente que desconfía de este método.

Los 9 Tipos de coaching más comunes

En su origen, el coaching era un modelo muy estándar, pero a medida que ha ido mejorando la metodología y creciendo como fenómeno, hoy en día se puede decir que existe prácticamente un modelo de coaching para cada persona.

Dependiendo de la motivación del individuo (o grupo) que quiera ser ‘’coacheado’’ , existe un modelo más adecuado en función de cada caso, y que se puede clasificar de acuerdo con esta tabla :

clasificacion de tipos de coaching forocoaching

Como puede verse por la tabla, cada tipo de coaching engloba al siguiente, o lo que es lo mismo, el coaching puede ser individual o grupal, a su vez puede ser personal, empresarial o deportivo, y dentro de esa categoría, puede ser de cualquiera de los otros tipos de coaching por método (ontológico, sistémico…)

En esta sección, hablaremos de los modelos de coaching más demandados , los cuales ampliamos en otra sección, por si quieres profundizar sobre ellos.

1. Coaching empresarial

Existen multitud de formaciones de este tipo de coaching con nombres muy variados (coaching de liderazgo, laboral, organizacional, corporativo, estratégico…) pero todos tienen el mismo objetivo: mejorar la productividad de las empresas.

  • A los directivos , les ayuda a motivar a sus empleados y orientarles en su carrera profesional.
  • A los empleados, a mejorar su forma de relacionarse entre compañeros y otros departamentos, o crear un sentimiento de pertenencia

Suelen hacerse de forma grupal y en ocasiones se hace mezclando a cargos de responsabilidad con empleados, pero puede hacerse también por separado.

Dentro de esta modalidad se incluye también el coaching ejecutivo, enfocado a mandos intermedios o altos mandos dentro de una gran empresa, donde las habilidades interpersonales y la inteligencia emocional son claves para no acabar destrozado por el estrés.

2. Coaching personal

También conocido como life coaching o coaching de vida, es el más amplio y conocido dentro de los tipos de coaching

Esta metodología es la más indicada para fases de bloqueo personal en la que necesitas un cambio (‘’no sé que hacer con mi vida’’, ‘’tengo la sensación de que cometo siempre los mismos errores’’), descubrir nuevos talentos y aficiones para una reinvención laboral o profesional, un nuevo proyecto de vida…

Lo típico que a todos nos pasará, por lo menos, una vez en la vida, pero que, con ayuda de un coach, puedes encontrar bienestar sin importar la fase vital en la que te encuentres

3. Coaching ontológico

Este es un tipo de coaching por metodología según el cual, la realidad de cada individuo viene definida por cómo interpreta los sucesos, y esas percepciones vienen condicionadas y limitadas por nuestro lenguaje.

Por ejemplo, si desde tu juventud te has criado en un ambiente con lenguaje pesimista y temeroso ( ‘’es difícil….’’, ‘’no puedes…’’, ‘’es peligroso…’’, ‘’cuidado con…’’) , es probable que hayas desarrollado un lenguaje propio y una visión muy negativa de las cosas

Este método se centra en el lenguaje verbal y el corporal , tanto el que usamos con los demás como hacia nosotros mismos, para producir los cambios

4. Coaching deportivo

Como hemos visto en la sección de Orígenes del coaching, el creador del coaching inventó el método enfocado en deportistas, ya que se dio cuenta de que ’su mente era su mayor limitante’

El nivel de profesionalidad del deporte y el atletismo hoy en día es tan alto que grandes estrellas como Rafael Nadal, Michael Phelps o Cristiano Ronaldo han recurrido al coaching deportivo.

Se puede utilizar para desarrollar todo el potencial de un deporista, tras periodos de largas lesiones o fracasos, tras grandes éxitos (es fácil perder el foco y la concentración cuando todo va bien y ‘’dormirse en los laureles’’) o incluso por deportistas no profesionales que quieren mejorar su rendimiento.

5. Coaching nutricional

Cuando las dietas o cambios de hábitos alimentarios no son suficientes para conseguir el cambio deseado (perdida de peso, ganancia de masa muscular…), a veces esta resistencia al cambio puede ser por motivos más personales

¿Una relación ansiosa hacia la comida? ¿Un rechazo inexplicable a cierto tipo de alimentos? Un coach nutricional ayuda a gestionar las emociones que genera su relación con la comida. Este tipo de profesional puede ser un complemento útil con el trabajo de coaches deportivos.

6. Coaching educativo

‘’Lección divertida, lección aprendida’’ ¿Os suena esa frase? Durante el aprendizaje, las emociones y la motivación forman un papel imprescindible para que el aprendizaje sea el mejor posible, y el coaching educativo se encarga de ello.

Puede estar enfocado a:

  • Profesores (para que desarrollen todo el potencial de los alumnos)
  • Directivos del centro educativo (para fomentar la creatividad entre su personal docente)
  • Alumnos

7. Coaching sistémico

La teoría de este coaching se basa en que entiende al individuo o conjunto de ellos como un sistema, y a su vez, parte de un sistema mayor.

También aplicable al coaching ejecutivo y de empresa, pues es un buen ejemplo de lo que se puede llegar a lograr con un conjunto de sistemas que funcionen de forma armoniosa.

Este método, basado en la Teoría de los Sistemas del biólogo Karl Ludwing Von Bertalanffy, se refiere a los sistemas de los que forma parte una persona, que pueden ser la familia, los compañeros de trabajo, su círculo de amistades…

8. Coaching cognitivo o cognitivo-conductual

Como su nombre indica, este coaching se base en el proceso de cognición del individuo, es decir, en como procesa sus aprendizajes, pensamientos, o información de sus sentidos para convertirlas en conocimiento.

Basado en teorías de Psicología y las terapias cognitivo-conductuales, el trabajo del coaching cognitivo se basa en:

  1. Entender como el individuo procesa el conocimiento
  2. Una vez entendidos, ayudar al coachee a modificar su percepción.
  3. Una percepción diferente ayudará a dar respuestas diferentes a las anteriores

9. Coaching con Programación Neurolingüistica

La Programación Neurolingúistica (PNL) se creó en los años 70 a partir de las teorías de sus dos máximos impulsores, John Grinder y Richard Bandler, que intentaron descifrar los ‘programas’ mentales que hemos creado a lo largo de nuestras experiencias y nuestro lenguaje, y que definen nuestro comportamiento.

Según estos autores, estos programas (como si fueran el software de un ordenador) han creado las estructuras neurológicas con las que entendemos nuestra realidad.

Si somos capaces de conocer estas estructuras, estaremos más cerca de modificarlas.

Como puedes ver, esta disciplina encaja como anillo al dedo al coaching, como miel sobre hojuelas, como agua de mayo, como…bueno, se entiende la idea ¿no?

Este tipos de coaching se base en herramientas como técnicas de reestructuración mental,  trabaja con la comunicación verbal y corporal para aprender a pensar diferente, cambiando hábitos, conductas, creencias…

4 Diferencias entre coaching y otras disciplinas

El coaching es un tema tan amplio, tan humanista y a veces tan abstracto, que se confunden unos temas con otros parecidos, y acabas más perdido que un calcetín sin pareja.

Está tan relacionado con otros campos de la comprensión humana como la filosofía, la psicología que a veces no se distinguen unos de otros. Asi que creemos que es importante pararse un momento a aclarar las 4 confusiones más comunes:

1 - ¿Cuál es la diferencia entre coaching y mentoring?

Los dos conceptos se confunden fácilmente, ya que comparten el objetivo de desarrollar las habilidades sociales, emocionales y de comunicación, pero las metodologías son distintas.

En el coaching, el coach escucha y hace reflexionar para que la persona o coachee aprenda por si mismo a través de sus respuestas.

En el mentoring, alguien más experto en un área (generalmente empresarial o de negocios) guía y aconseja a un mentorizado, un ‘’alumno’’ que no tiene tanta experiencia como el mentor y que aprende de él.

A grandes rasgos, esta es la principal diferencia, pero hay más, que se pueden resumir en la siguiente tabla.

diferencias entre coaching y mentoring

2 - Diferencia entre coaching y terapia

Es importante saber que el coaching no es ni se considera terapia psicológica, psiquiátrica ni nada relacionado con la salud mental ¡No la liemos, coaches!

Ante casos en los que se sospeche depresión, ansiedad o un trauma, un coach no debe dedicarse a hacer terapia, sino derivar a un psicólogo o psiquiatra si cree que hay algo patológico detrás del malestar del cliente.

Es más fácil de lo que parece:

  • Si parece una persona sana, con dudas vitales que cualquier persona se ha cuestionado razonablemente (búsqueda de propósito en la vida, laboral..), puede ser un cliente al que el coaching puede ayudar mucho.
  • Si no parece una persona sana o equilibrada emocionalmente (síntomas propios de ansiedad o depresión) o acaba de vivir un trauma (fallecimiento de un ser querido, diagnóstico de enfermedad grave…) puede ser un paciente que necesita tratamiento de psicoterapia

En estas situaciones, el coach profesional debe ser ético y reconocer, tal y como señalan los estatutos de la International Coach Federation, que si se detectan ‘’sintomas emocionales’’ que suponen un obstáculo importante…

¡No te compliques y recomiéndale un especialista con formación en salud mental!

3 - Coaching y PNL ¿es lo mismo?

Como hemos visto en el apartado anterior, son lugares comunes en los caminos del coaching, pero no son lo mismo.

Por ponerlo fácil, coaching es a PNL lo que Carpintería es a sierra o martillo: uno es el método y el otro es una herramienta. Los dos se complementan muy bien pero no son exactamente lo mismo.

También existen otras diferencias, como el hecho de que el coaching trabaja más con la parte consciente de la mente (nuestros juicios, observaciones, creencias) mientras que la PNL se ocupa de la parte más incosnciente (nuestros sentidos, reacciones automáticas ante ciertos estímulos…)

4 - Coaching e Inteligencia Emocional: juntos pero no revueltos

Hablar de inteligencia emocional sin mencionar a Daniel Goleman es como querer hacer una tortilla de patata sin huevos. Inevitablemente, hay que hablar de él

El autor del libro de 1995 que popularizó (pero no inventó) la inteligencia emocional, defiende que los sentimientos se pueden y deben ‘’gestionar’’ (que no controlar) , desarrollándolo como una inteligencia más, como la lógico matemática.

Esta inteligencia define la capacidad de entender y reconocer las emociones propias como ajenas, así que realmente no es un estilo de coaching sino una cualidad casi imprescindible para trabajar como coach profesional

Las emociones juegan un papel importante en la toma de decisiones, así que es importante saber cuando están ‘’secuestrando’’ nuestro juicio, si queremos aprender a dominar nuestra vida a través del coaching.

Coaching profesional: ¿Dónde puedo encontrar un coach en mi ciudad?

Llegados a este punto, te estarás preguntando ¿es posible encontrar un coach profesional, es decir, formado y capacitado en alguna de las metodologías arriba mencionadas? ¿Con experiencia en ayudar de forma individual, o a nivel de empresas para hacer formaciones en grupo?

Pues la respuesta es SI, los coaches profesionales existen. Están entre nosotros, como la película.

Lo único que puede ser más difícil es encontrar a alguno con experiencia y formación suficiente para considerarlo un profesional y que encaje en lo que buscas.

Tanto si lo que estás buscando es un coach profesional para que te ayude a ti personalmente o a la empresa en la que trabajas para hacer una formación en grupo (como un coach ejecutivo o organizacional), en esta sección agrupamos los mejores coaches disponibles por ciudad.

Haz clic en la que te interese, y dentro encontrarás una breve descripción y enlaces con más datos sobre los seleccionados.

¿Cómo elegir al mejor coach?

Lo cierto es que elegir un coach no es como elegir una cafetera o un ordenador portátil, donde lees las características, las valoraciones y puedes elegir de forma más objetiva el mejor de todos.

El trabajo de un coach es muy personal, y el que le ha funcionado a tu amiga o a tu primo no tiene por qué ser el mejor para ti. Puede que no encajéis, que no es capaz de empatizar contigo, o mil razones más por las que, aunque tenga mucha experiencia, no ser el adecuado para ti.

Teniendo eso en cuenta, compartimos 6 consideraciones útiles que sirven para cualquier situación y que deberías tener en cuenta para elegir un o una coach para tu caso.

1. Infórmate

Como puedes ver, hay cientos de estilos y metodologías de coaching. Cada persona es un mundo, y cada personalidad encaja mejor con unos u otros.

  • Si eres más emocional, el coach ontológico o el personal puede ser la mejor opción.

  • Si sueles orientarte más hacia objetivos y metas que a sensaciones, un coach empresarial o incluso un mentor pueden ser más adecuados.

¿Cómo saberlo? Como decían en la antigua Grecia, en la puerta del Oráculo de Delfos, construida hacia el 300 A.d.C….¡conócete a ti mismo!

Haz los deberes antes de escoger un coach, reflexiona al menos sobre la parte inicial, y el resto del camino lo podrás hacer acompañado del profesional más adecuado para ti.

2. Proximidad

 Aunque existen coaches que atienden a nivel online, es recomendable tener las sesiones en persona, cara a cara, donde las conversaciones y la confianza es más potente.

3. Confianza

Un punto imprescindible para que el coaching sea efectivo: revisa bien su perfil: su estilo, su forma de expresarse, su contenido (casi todos tienen webs o videos), su experiencia y formación.

4. Prueba

La mayoría de coaches ofrecen una sesión gratuita de introducción o primera toma de contacto con la que valoraros mutuamente.

Al coach le sirve para ver si cree que puede ayudarte, y a ti también ¡No te cortes y prueba hasta que des con aquel con el que conectas!

Comprueba con cual te sientes más relajado, cual es más transparente..

5. Paciencia

Durante las sesiones de coaching es probable que trates temas MUY profundos sobre ti. Temas muy complejos que llevan AÑOS instalados en ti, en forma de creencias, prejuicios, ideas, dudas…que crees desde hace tanto tiempo que ni te acuerdas

¿Qué significa esto? Que no esperes notar resultados tras 3 o 4 sesiones con el coach. El coaching puede requerir muchas sesiones para ser efectivo y llegar al fondo del asunto…así que no te desanimes si no ves resultados inmediatos.

Tu voluntad y compromiso son partes del proceso tan importantes como escoger un buen coach.

Si detectas estas cualidades en el coach con el que estás trabajando ¡vas por el buen camino!

6. Valores

Los mejores coaches suelen caracterizarse por estar en constante formación y aprendizaje, ser buenos en la escucha activa, ser rigurosos y profesionales con el proceso, y que transmiten confianza y transparencia, la sensación de que puedes hablar con el o ella de cualquier tema que te preocupe.

Cursos de Coaching : formación

Antes de plantearte el gasto en un curso de formación en coaching (en algunos de ellos la inversión puede ser muy alta), debes tener claro ¿para qué quieres aprender?

  • ¿Para dedicarte profesionalmente?

  • ¿Para complementar tu formación profesional, como psicólogo o gerente de recursos humanos, por ejemplo?

Es importante tener esto claro porque no cuesta lo mismo un curso de iniciación al coaching, que un curso homologado para ser profesional, así que para empezar, o si no tienes claro si es lo que realmente necesitas, te recomiendo que empieces informándote al máximo de forma gratuita (como en esta página), sigas con cursos gratuitos o baratos y, si finalmente decides dar el salto profesional,

Una vez tengas esto bien claro, tanto si estás buscando un curso de coaching online como presencial, un curso certificado y homologado por un organismo oficial o simplemente cursos gratis, te recomiendo que busques con más detalle en la sección dedicada a este tema.

Libros y otras herramientas sobre Coaching

Para todos los niveles, tanto si tienes al coaching en tu vida como profesión o como herramienta de aficionado para tu aprendizaje y creatividad, tenemos una sección dedicada a los mejores libros o herramientas sobre coaching.